1 de diciembre de 2008



He cambiado de vida. Me he puesto la televisión por cable. Me la instalan el miércoles de la semana que vienen.
Estaba absolutamente harto de la televisión pública. Es ya un punto inhumano el nivel al que hemos llegado. Las pocas veces que programan algo medianamente interesante, te aburren con los anuncios. Y ya suena a tópico, pero no tendría por qué serlo. En España estamos idiotizados, nadie exige nada, nadie se mueve.
Yo creo que en el fondo lo que somos es "cateticos", no sabemos realmente cómo se vive fuera de este país, y nos conformamos con los restos de basura que nos da con cuentagotas la casta política.
De hecho, me parece propio de una democracia de tercera, que los medios de comunicación estén controlados por un partido político, que además está gobernando la nación. Eso no ocurre en ningún lado, na más que aquí.
Pero la gente no se inmuta. ¿Cómo se va a inmutar si no sabe lo que está sucediendo?
Por una parte, se vive esclavo del trabajo, y del dinero. Pagar, pagar, pagar, ganar, ganar. Y cuando llegas a casa, no te apetece calentarte la cabeza, pones la tele y desconectas.
Pero no desconectas, sólo cambias de percepción, en lugar de percibir tu conciencia, percibes lo que ponen en la tele. Y los que saben que estás en este estado de vulnerabilidad, aprovechan para bombardear tu cerebro con publicidad subliminar encaminada a que sientas simpatía por una casta política, y desprecio por la otra. Y no puedes luchar, porque no tienes causa. Realmente te hace feliz cómo está el mundo, o al menos tu mundo... que te permite sentarte ahí, con los pies en alto delante de la tele, durante un ratico, y descansar de familia, trabajo, dinero, dinero, dinero...

¿Y para qué quiere el gobierno ganar otras elecciones?. Si se va a encontrar con una España insostenible. Lo más inteligente sería intentar dejar pasar el tiempo sin meterse en muchos follones, y que cargue otro burro con esa carga. Pero entonces... ¿en qué iba a trabajar el político peatón?. No sabe hacer nada más, no puede buscarse un trabajo decente si deja la política. Por lo menos, no tan gratificante como la política, que te da estátus y poder (y en muchos casos montañas de dinero negro, o blanco, porque nadie lo va a comprobar). Así que su única salida es intentar mantenerse, con obcecación. Lo mismo en el gobierno que en la oposición.

Pero en cualquier caso, dentro de lo que ofrece la televisión gubernamental (léase pública), no se encuentran contenidos que hagan que el tiempo que se dedica a ver la tele, desconectar y pensar en cosas ajenas, sea un tiempo enriquecedor. Están muy ocupados diseñando el contenido para sensibilizarte con su causa. Si al menos esa causa te beneficiase a tí, además de a ellos... Y no tienen tiempo de ofrecer una programación decente.

Y si a pesar de todo eso, quieres lo que tienen en cualquier lugar civilizado, sólo tienes que pagar veintitántos euros al mes, y ponerte la televisión por cable. Así, cuando llegas a casa cansado, y pones los pies encima de la mesa, y decides relajarte, puedes hacerlo viendo un documental, o una película sin anuncios (la que sea! Hasta hay varias para elegir!!), o el canal cocina, o... bueno, lo que quieras, dentro de un margen. Y si quieres más, para eso está internet.

Pero, claro, pagando...

13 comentarios:

Jota___ dijo...

Pues esto era para mi blog, pero ha aparecido en el tuyo. Putas brujas verdes de debajo del escritorio... siempre están ahí... moviéndote los dedos para que no des en la tecla coerrcta.
Bueno, pues así se aclara si puedo publicar o no en tu pared. No he podido borrarlo, porque no tengo permiso, aunque la verdad, no va mucho con tu temática, así que como las lentejas.

breadbimbo dijo...

Yo hoy he comido guiso de pollo, y mañana espero que una sopita con mariscos.

Brusete dijo...

El mejor comentario de un colaborador, sin duda. En relación a lo que pones hay una peli que se llama ¨Estan vivos¨ (no es de zombis) de Carpenter, que habla más o menos sobre eso, sobre el control que una pequeña oligarquía ejerce sobre el resto de mortales, que se ven sumidos en una espiral de trabajo y deudas no quedandoles tiempo para el sano ejercicio de pensar.

María Dolores dijo...

Ah, menos mal que se ha aclarado todo... Ya iba a preguntarte que de dónde sacabas las pasta para la tele por cable xD.

Jota___ dijo...

Pues yo hoy no he comido por las vueltas que da la vida, que me he tenido que quedar trabajando y se me ha ido el santo al cielo, pero me acabo de hinchar a cenar. Fondue con salchicha vienesa y uvas. Y un par de mandarinas de postre. Estaban realmente dulces. Buena época para las mandarinas. Y para las uvas... las salchichas las encontramos en cualquier época del año, y las fondues de sobre, gracias a las grandes superficies, también.

Mañana no sé lo que comeré... Posiblemente setas con algo.

¿Verdad que parece el diario de Harrison Ford en Blade Runner?
Quisiera ser Brian, el perro de Family Guy. Sigh...

María Dolores dijo...

Suena bien. Lo tengo que probar.

breadbimbo dijo...

Hay vida??? hay alguien ahiii????

Jota___ dijo...

Nunca jamás me he tomado en serio como director a Carpenter. Me parece una putada muy gorda y de ser zafio y dañino, recomendar a alguien que vea una peli dirigida por ese individuo. (Ya sé que no me la has recomendado directamente, pero de tu tono de voz desafiante deduzco que pretendes que toda la humanidad, al leer este artículo, se sienta obligada a haber visto esa basura).

Yo la vi en el cine, en una reposición en la filmoteca. Durante un buen rato no supe realmente si se trataba de una broma de cámara oculta, y estaban grabando nuestras caras de estupefacción, o la peli era así de verdad.
Al poco descubrí que casi todos los frikis que se habían reunido para disfrutar de su héroe oscuro y maligno, estaban más ocupados hablando con su colega (los dos que iban acompañados), o hablando para sí mismos mientran movían los labios, como tomando nota mental de las escenas, para aumentar sus puntos friki, y ser más friki que todos los frikis del planeta friki, que de ver la película. Y esto me pareció lamentable.

Incluso de aquella insufrible peli aprendí una lección: "putos frikis".

Los frikis de ahora son los hippies de los setenta. Apestan.

No hago alusión a las pelis de zombies, porque no me merecen respeto alguno como género. Y digo esto después de haber visto unas cuantas, como todo hijo de vecino que ha compartido piso en su etapa universitaria.

De verdad, que cabrón eres.

Brusete dijo...

Jajajaja, a mi me gustan las pelis de zombis, y los zombis, y todo lo relacionado con ellos, me hacen gracia, son los nerds del mundo oscuro y por ello me despiertan ternura y risa.

Carpenter no es un mal director, lo que ocurre es que sus pelis no pueden ser judgadas ni visionadas usando el mismo filtro que el resto. Igual que hay moviles para viejos y niños hay también pelis para descerebrados y para gente de gusto simple.¨They live¨ hay que visionarla, pero tr´s haber escuchado el comentario de ¨Mundodesconocido.com¨ y comprenderla como lo que es, un subproducto hecho por y para conspiranoicos.

Con respecto a lo de hippies y frikis no me manifiesto, cada perro que lama su ojete que yo con el mio estoy agustico.

¿Qué tal por Londres? jejeje

Jota___ dijo...

No digo que estén mal, sólo que no creo que constituyan un género per se.
Ya pondré unas foticos por el blog, me estoy recuperando.
Mu bien.
:) Pero mucho inglés suelto.

¡Ya tengo el cable! Nunca me hubiera imaginado a mi mismo despreciando 4 canales contínuos de porno gratuito... pero, joder, los de mi generación ya estamos saturados (creo).
Pero los documentales... jejeje. Y el canal cocina. :)

Brusete dijo...

Y SHW, calle13, cinemateka, fox, etc. Ahora lo que necesitas es el embudo para poder tragar toda esa mielda (es la envidia la que habla por mi, que en mi piso solo se ve la sexta, quatro y telainco).

Londres es lo que tiene, que esta llenico, ya nos contarás que tal te fue el viajecico!

PAY YOURS DEBTS.

Jota___ dijo...

... a tu hermano le haré una oferta que no podrá rechazar...

Brusete dijo...

Recuerda que a su vez el me debía a mi medio ceremin.